tips para iluminar tu hogar

- Consejos para mejorar la iluminación de tu casa


Una buena iluminación puede aportar encanto y personalidad a cada estancia de la casa, siempre que se elijan las lámparas y los puntos de luz más adecuados.


-Algunas reglas para mejorar la iluminación en casa 


Multiplica las fuentes de luz: una iluminación indirecta a la que puedas modular al intensidad, una luz directa con una lámpara de techo o una iluminación específica según la actividad (lámpara de mesilla de noche, un flexo para una mesa de despacho...)


- La iluminación de interiores nunca debe deslumbrar. Evita las paredes blancas, elige más bien los tonos blanco roto, beige...


- Una lámpara de techo situada justo encima de tu mesa de despacho provocará que haya una sombra enorme cuando te eches hacia adelante. Lo ideal es que el punto de luz se encuentre en los laterales de la mesa. Evita la iluminación que de directamente en las sillas.


- Juega con la iluminación para dar volumen a ciertos objetos colocando las lámparas hacia un lado, detrás, o bajo los objetos que quieras destacar. La iluminación puede hacer que resalte un cuadro, un acuario o la fachada en el exterior de la casa.


- Instala interruptores que permitan regular la intensidad de la luz.


- Y para terminar, antes de fijar definitivamente tus lámparas haz pruebas para ver las zonas de sombras y evitar que la luz deslumbre.


-Iluminar la cocina


Es necesaria una iluminación central y varios puntos de luz sobre las encimeras, el fregadero, la cocina y en definitiva sobre cada espacio de trabajo. Puedes optar por los apliques para suavizar el ambiente.


-El salón y el comedor


Opta por un interruptor con el que puedas regular la intensidad de la luz y te permita ajustar el ambiente de la estancia. Multiplica los puntos de luz: suavizan el ambiente. Un solo punto de luz, por ejemplo en el techo, crea una iluminación demasiado agresiva. Evita los puntos de luz situados encima o detrás de la cabeza, provocan sombras poco estéticas y contraluz. Los apliques en la pared permiten atenuar el contraste entre el centro y las esquinas de la habitación, que a veces pueden estar demasiado oscuras. Las lámparas de mesa y las de pie siempre consiguen crear un ambiente acogedor.


-La habitación de los niños


Evita las lamparitas inestables y de pinza en la habitación de los niños. Si es posible, lo ideal es fijar las lámparas a la pared o al techo y procurar haya interruptores al entrar en la habitación y al lado de las camas. Coloca un flexo en la mesa de escritorio.


-El cuarto de baño


Las lámparas de techo de cuarto de baño, los puntos de luz y los halógenos de baja tensión en un falso techo son muy adaptados para los cuartos de baño. Su posición permite repartir la luz. Para la iluminación más específica, por ejemplo alrededor del espejo, no debe ser demasiado agresiva. Puedes optar por la iluminación a ambos lados, con 2 apliques simétricos.


-Una iluminación económica


Para una iluminación de larga duración, opta por las lámparas fluocompactas de bajo consumo. Aunque, son más caras, duran 5 vedes más que las bombillas incandescentes por un consumo 4 veces menor. Opta también por los tubos fluorescentes o neones. Comparados con las bombillas incandescentes, su duración es 5 a 6 veces superior. Debido a su característica luz blanca se reservan más bien para cocinas o cuartos de baño. . Para una iluminación decorativa o indirecta, piensa en utilizar lámparas leds que por su tonalidad generan una calidez, y son de menor cosumo y más larga duración que inclusive las bajo consumo fluorescentes.


-Los interruptores


Elige interruptores con indicadores luminosos que te permitan localizarlos fácilmente en la oscuridad. Para el garaje o el jardín elige interruptores que detecten el movimiento: permiten la iluminación cuando resulta necesario sin necesidad de intervenir.


-Trucos prácticos: para que tus bombillas iluminen mejor desmóntalas una vez al mes y límpialas con un paño húmedo.